Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Ver más fotos de la Hermandad Ver más fotos de la Hermandad Ver más fotos de la Hermandad

~ El recuerdo de la '' Tierra '' y el Amor a nuestra Virgen del Mar ~

Últimas noticias de la Hermandad

La Hermandad Virgen del Mar en Facebook La Hermandad Virgen del Mar en Flickr La Hermandad Virgen del Mar en Issuu
Selecciona un tamaño de letra:


Monteagud recibe a la Virgen de la Cabeza


El pasado domingo, el último de junio, como marca la tradición, la sagrada imagen de la Virgen de la Cabeza ha subido a su Santuario Diocesano después de dos meses de estancia en Benizalón.


A las 11 dio comienzo la Santa Misa con un templo abarrotado de fieles. Acompañó con sus cantos el Grupo Folclórico Alcabaza. Tras la Eucaristía los fieles acompañaron a la Virgen hasta la Era del Calvario, donde la Sagrada Imagen se encaminó al Cerro de Monteagud.


Ya en el Santuario, los fieles pudieron acercarse a la Virgen en la puerta del templo, y degustar un arroz preparado por el Ayuntamiento de Benizalón y la Hermandad de la Virgen. Como colofón a la jornada se rezó el Santo Rosario y los fieles pudieron despedirse de la Virgen en su camarín.


El templo abrirá sus puertas en julio, los días 17 y 31, y en agosto los días 14 y 28 para la celebración eucarística a las 13:00 horas.


+ Fuente de la noticia y fotos

Virgen de la Cabeza

Vélez Rubio se desbordó para aclamar a la Pequeñica


En las primeras horas del domingo el histórico pueblo de Vélez – Rubio, tan acostumbrado a recibir a ilustres visitantes, vibró con el mayor de los entusiasmos para recibir la sagrada imagen de Nuestra Señora de los Desamparados del Buen Retiro del Saliente Coronada y desbordó todo lo desbordable durante la procesión de la tarde.


«LLEVAMOS TRESCIENTOS AÑOS ESPERÁNDOTE»


Conforme la larga comitiva de peregrinos que portaban las andas se distanciaba de Chirivel, se fueron sumando más participantes que no cesaron de aclamarla. Con la puesta del sol, a los altares efímeros levantados en mitad del camino; sucedieron artísticas señales luminosas que proyectaban la imagen de la Pequeñica en las blancas paredes de los cortijos. Carrozas y peregrinos a pie multiplicaban los vítores, mientras vehículos llegados de todas partes apremiaban la labor de la Guardia Civil y Protección Civil en las diferentes entradas de Vélez – Rubio.


A pesar de que el reloj había sobrepasado la una de la madrugada, personas de toda edad y condición permanecían en pie para recibir a la sagrada imagen. Apostados por miles en la puerta de san Nicolás, el fuerte olor a mastranzo tendido en las calles y una primorosa decoración denotaban el aire festivo. Mucho antes de que los primeros peregrinos llegaran, su fuerte algarabía anunció su proximidad y las campanas con los cohetes enloquecieron la noche velezana.


Finalmente, con un estrépito de aplausos, la llegada de las andas desencadenó los corazones de todos los habitantes de Vélez – Rubio. Surcados todos los rostros por lágrimas de emoción, bajo el estruendo de los fuegos artificiales, la sagrada imagen de la Pequeñica entró en volandas y alcanzó rápidamente su imponente plaza mayor. A la par que aplaudían, muchos decían: «¡Bienvenida a tu pueblo, llevamos trescientos años esperándote»!


«VÉLEZ – RUBIO HA VUELTO A ENCENDER LA HOGUERA DE SU AMOR»


El viejo órgano de la Iglesia Parroquial de la Encarnación hizo resonar los acordes de la Marcha Real para recibir, por fin, a la sagrada imagen en el majestuoso templo. Curiosamente fue el mismo Obispo Claudio Sanz y Torres quién lo consagró en 1769, el que transformó la humilde ermita del Roel en el magnífico Santuario Diocesano del Saliente. Bajo la vidriera que ostenta su escudo episcopal, fueron depositadas las andas de la Pequeñica y su Mayordomo Aurelio Teruel abrió el fanal que la custodia.


Delicadamente, el Rector del Santuario descendió la sagrada imagen y la entregó al emocionado Párroco de Vélez – Rubio, Javier Ruiz Pérez, que la mostró a los velezanos ante el altar mayor. Entonces, tras recibir un vivaz homenaje, se posó sobre las artísticas andas de plata que cincelara Rafael Moreno y bendijera el Obispo Manuel Casares Hervás en 1981.


A instancias del Párroco, tomó la palabra el Rector del Santuario, Antonio Jesús María Saldaña Martínez. Apoyándose en el célebre cronista velezano Fernando Palanqués y Ayén, recordó la vieja costumbre del pueblo de encender hogueras en la víspera de la fiesta natalicia de la Santísima Virgen. Como testigo del fervor recibido, dijo: «Vélez – Rubio ha vuelto a encender la hoguera de su amor». Desde la plaza, pues el enorme templo se había quedado pequeño, los peregrinos redoblaron sus vítores y se tardó bastante en poder cerrar las puertas.


SANTA MISA PRESIDIDA POR EL VICARIO GENERAL Y OFRENDA DE UNA LÁMPARA VOTIVA


Tras una mañana de intensos preparativos, que adornaron las calles y plazas velezanas de una manera maravillosa, la tarde se ocupó en la Santa Misa dominical y en la posterior procesión de alabanzas. Con serrín coloreado, así como con una ingente cantidad de flores y ramas, se compusieron alfombras que combinaban los elementos heráldicos del Santuario Diocesano del Saliente y de Vélez – Rubio. Guirnaldas y reposteros, casi todos blancos y azules, atiborraron el callejero con cientos de reproducciones de la imagen de la Virgen del Saliente.


Los virtuosos cánticos de la coral Manuel de Falla marcaron el inicio de la Santa Misa, que presidió el Vicario General, Ignacio López Román. Durante su magistral homilía se dirigió varias veces a la Santísima Virgen, con una interesante lectura teológica acerca de su iconografía que responde a las Sagradas Escrituras. Gran sentimiento provocó cuando dijo a los fieles: «Hoy el Santuario de la Virgen del Saliente es este pueblo de Vélez – Rubio que, con tanto amor, la ha recibido y la quiere».


El Alcalde velezano, Miguel Martínez-Carlón Manchón, ofreció una lámpara votiva de plata con el escudo municipal para que arda en el Santuario Diocesano del Saliente como signo de la secular devoción de los velezanos a la Pequeñica. La hermosa lámpara, como ha sucedido en Oria y Chirivel, ha sido sufragada por los propios Ayuntamientos.


TRES HORAS DE PROCESIÓN Y ALABANZAS


Conclusa la sagrada ceremonia, tuvo lugar la solemne procesión de alabanzas que Vélez – Rubio ha consignado como la mayor expresión de piedad popular de su historia. Con los sones de la Banda de Música Maestro Rojas y los bailes del grupo folclórico Virgen de la Salud, la Pequeñica hizo acto de presencia en la plaza. Nuevamente las campanas y los fuegos artificiales la saludaron, turnándose cientos de hombros para portarla por las calles velezanas.


Su vibrante recorrido fue seguido de los vítores y plegarias espontáneas, así como cánticos improvisados de los peregrinos. Su paso festivo era seguido por devotos descalzos y otros que portaban fotografías de sus seres queridos enfermos. Cada pocos metros, lluvias de pétalos empaparon de flores las andas de la Pequeñica. Ante las andas desfilaban los estandartes de las Cofradías y Hermandades velezanas, así como una nutrida representación de los voluntarios del Santuario Diocesano del Saliente. Tras las andas, además del Párroco y del Rector, acompaña...


Recogida la procesión, tras tres horas de alabanzas, fue entronizada en un elegante dosel azul que ha sido elevado en el altar mayor con encanto. Desde el lunes hasta el próximo sábado se celebrará un solemne Quinario, predicado cada día por un sacerdote diferente que llegará para la ocasión. El sábado, a las nueve de la noche, llegará la hora de la despedida y la Pequeñica retornará a su Santuario.


+ Fuente de la noticia

Pequeñica

El padre Reina de Almería se marcha a Roma


El viernes 24, este año Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, el P. Joaquín Reina Castrillón SJ inició un importante viaje: Roma era la meta de su camino, una vez que fue clausurada la fase diocesana de su Causa de Canonización.


La Catedral de Almería se vestía de fiesta para acoger en primer lugar la Santa Misa presidida por nuestro Obispo don Antonio en la que la gran cantidad de RR. Siervas de los Pobres Hijas del Sagrado Corazón de Jesús recordaron cómo hace 80 años el P. Reina recibía allí, en la Capilla de la Piedad, la inspiración para fundar esta Congregación. El Obispo habló en su homilía de un Dios que nos cuida personalmente como pastor, de una imagen del Sagrado Corazón diferente que hay en un Convento de su pueblo y que es un Crucificado rodeado de una ráfaga que nos recuerda dónde está el origen de tanto amor de Dios, de una Padre Reina que confiaba en Él y de unas Religiosas Hijas suyas que tienen que vivir así repartiendo a todos el amor del Corazón de Cristo.


Finalizada la Eucaristía, en el Trascoro tuvo lugar la Sesión de clausura de esta Causa de canonización que se abrió hace cinco años y que la pandemia había impedido terminar. Tras la invocación al Espíritu Santo, el Obispo diocesano y los miembros del Tribunal por él delegado para recoger las pruebas documentales y testificales realizaron su juramento de haber cumplido fielmente su deber, junto con la Postuladora de la Causa Da. María Ángeles de Santiago Hernando y la Vicepostuladora Hna. Inmaculada Saavedra. Nombrada esta última como Portadora del Trasunto y copia pública de la Causa a Roma, mientras el arquetipo original se queda en el archivo de la diócesis, el acto concluyó con la firma del acta y del instrumento de clausura y la declaración del Obispo cerrando esta fase diocesana de la Causa, con más de mil páginas de documentación histórica y más de setenta testigos en un total de más de dos mil trescientas páginas. Las palabras de Madre María del Carmen García Montes, Superiora General de las RR. Siervas de los Pobres y de nuestro Obispo don Antonio cerraron este solemne acto, invitando a todos a crecer y caminar hacia la santidad, meta de nuestra vida cristiana.


+ Fuente de la noticia y fotos

Padre Reina

El arzobispo de Madrid en el Corpus: «El Señor se hace comida para el hombre hambriento de verdad y libertad»


La catedral de la Almudena acogió el pasado domingo, 19 de junio, la celebración solemne del Corpus Christi con una Misa a las 12:00 horas presidida por el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro. «Un día entrañable» para los cristianos, aseguró el purpurado al comienzo de su homilía, en el que le «gustaría» que «descubriésemos todo lo que es la Eucaristía en nuestra vida», personal y colectiva.


Apelando a la centralidad de la Eucaristía en la vida cristiana, aseguró que este sacramento –el de la comunión y de la unidad, dijo– «nos hace salir del individualismo para vivir juntos el seguimiento de Cristo». «Nuestra vida ha de tener forma eucarística», señaló. En la Eucaristía, el cristiano encuentra «el modo de ser, de vivir, de pensar, de hablar y de actuar en medio del mundo».


El arzobispo invitó a preguntarse si la Eucaristía lleva a salir de uno mismo para «ser don del amor», amando sin medida como ama el Señor. De la Eucaristía, abundó, «no somos meros espectadores», sino «discípulos de Cristo» que «domingo tras domingo adoramos la presencia real de un Dios que ha querido permanecer entre nosotros».


Compartir los bienes en fraternidad


Sobre el Evangelio proclamado, que recordaba la multiplicación de los panes y los peces, destacó que ese «dadles vosotros de comer» que Jesús dijo a sus discípulos suena «singular» en este momento de la historia, con tantas guerras, enfrentamientos, «nuevas pobrezas»... Los discípulos respondieron a esta propuesta con sus categorías, con lo poco que tenían, con la necesidad de comprar, pero «Jesús les invita a sustituir el comprar por el compartir».


Todos los bienes, recalcó el arzobispo, vienen del Padre, y solo desde esta conciencia se podrán poner «al servicio de la humanidad». «La vida no se nos ha dado para hacer dinero, sino para hacernos hermanos y hermanas», manifestó. Por eso, «el Evangelio hoy nos invita a globalizar el amor», aseveró, porque esta multiplicación no es magia, sino signo de «solidaridad, de amor a los hermanos».


En este sentido, el cardenal invitó a los presentes a preguntarse si «estamos dispuestos a poner en común nuestros cinco panes y nuestros dos peces», a «entregarlos al Señor para que puedan vivir muchos». La fiesta de la Eucaristía, continuó, manifiesta que «todo bien de la tierra es don del amor generoso de Dios».


Asimismo, «la Eucaristía tiene una dimensión social», desveló; es «subversiva» porque socaba el egoísmo y «nos enseña a mirar el mundo con la mirada de Jesús». «El Señor se hace comida para el hombre hambriento de verdad y libertad», afirmó. En la Eucaristía, concluyó el purpurado, el mismo Jesucristo se hace presente e invita: «De lo que yo os doy, que es mi vida y mi amor, dadlo, repartidlo, cambiad la historia».


+ Leer la noticia completa y ver las fotos


+ Homilía del cardenal Osoro en la Misa del Corpus

Corpus

Corpus Christi en Almería: “Caricia de Dios que visibiliza su amor hacia cada uno de nosotros”


La Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, el Corpus Christi, se celebraba en Almería el pasado 19 de junio con la Santa Misa, a las 18:00 horas, y la procesión por las calles de la ciudad tras dos años de suspensión por la pandemia. Su principal finalidad es proclamar la presencia real de Jesucristo en el Santísimo Sacramento, y se celebra 60 días después del Domingo de Resurrección. “Qué cantidad de gente. Nunca se había visto una cosa igual”, afirmaban algunos de los presentes sorprendidos por el éxito de convocatoria.


En su homilía, D. Antonio recodaba que “la grandeza de la liturgia no está en la ceremonia ritual, sino en esta caricia de Dios que, por medio de gestos, signos, símbolos y palabras nos va introduciendo gradualmente en el misterio de su existencia y de su amor hacia cada uno de nosotros”.


Al terminar la santa misa, comenzaba el recorrido pasando por los siete altares que diversas hermandades han montado en la zona del casco histórico, dentro del concurso convocado por el Ayuntamiento de Almería para dar realce a esta festividad y a la vez ha hecho que hubiera mayor concurrencia en el casco histórico.


La parada en la Puerta de Purchena, donde se instaló el paso eucarístico de la Santa Cena, supuso uno de los momentos más esperados: la bendición con el Santísimo a los miles de fieles que se congregaban en este punto neurálgico de Almería. El cortejo contó con la presencia sacerdotes diocesanos, religiosos y religiosas, autoridades civiles, militares, así como gran número de niños que han recibido su primera comunión este año.


+ Fuente de la noticia y fotos

Corpus Christi

Nuevos Mártires Dominicos para la Diócesis de Almería


El sábado 18 de junio tuvo lugar en la Catedral de Sevilla la ceremonia de Beatificación de 27 mártires dominicos de la persecución religiosa del siglo XX en España, entre los que se encuentran cinco mártires que dieron su vida en Almería. Asistió un grupo de peregrinos de Almería guiados por los PP. Dominicos. Fue presidida por el Cardenal Marcello Semeraro, Prefecto del Dicasterio para las Causas de los Santos, que en nombre del Papa Francisco, dio lectura a la Carta Apostólica por la que los inscribe en el elenco de Beatos de la Iglesia que se celebrarán cada año el día seis de noviembre, junto a todos los Santos y Beatos Mártires del siglo XX en España.


El Convento dominico que custodia la Imagen de la Virgen del Mar, Patrona de Almería, no se libró de la persecución religiosa del pasado siglo XX. En esta comunidad, los tres sacerdotes P. Juan Aguilar Donis, P. Tomás Morales Morales, P. Fernando Grund Jiménez, y los dos religiosos hermanos cooperadores Hno. Fernando de Pablos Fernández y Hno. Luis María Fernández Martínez, tuvieron que salir del Convento y se refugiaron en casas particulares hasta que fueron descubiertos, encarcelados en la cárcel de Las Adoratrices o en el Barco “Astoy-Mendi” y martirizados en el Pozo de la Lagarta de Tabernas o en el Cementerio de Almería. El laico y conocido periodista dominico Fructuoso Pérez Márquez, director de uno de los más importantes periódicos de aquel entonces fue detenido en su casa y ejecutado en la playa de La Garrofa, cerca de Almería. Los PP. Tomás y Fernando murieron con 29 años de edad en la misma noche del 30 de agosto de 1936 junto a los Obispos Mártires Beatos Diego Ventaja y Manuel Medina.


En su homilía, el Cardenal Semeraro recordó que los nuevos beatos fueron “personas humanamente muy diversas por su carácter, por sus historias personales. Los unía, en cambio, el carisma de Santo Domingo: una elección vocacional, la suya, vivida con fidelidad, coherencia y generosidad”. Refiriéndose a Gaudete et exsultate, la exhortación del Papa Francisco sobre la llamada a la santidad en el mundo de hoy, aseguró que el Santo Padre ha escrito que “no se puede esperar, para vivir el Evangelio, que todo a nuestro alrededor sea favorable, porque muchas veces las ambiciones del poder y los intereses mundanos juegan en contra nuestra” (Gaudete et exsultate, 91). A partir de este punto, Semeraro subrayó que «las persecuciones no son una realidad del pasado, porque hoy también las sufrimos, sea de manera cruenta, como tantos mártires contemporáneos, o de un modo más sutil, a través de calumnias y falsedades». Y concluyó: “Miremos, entonces, el ejemplo de nuestros Mártires para sentirnos confortados. San Gregorio Magno escribía que tanto más sólida surge en nosotros la esperanza, cuanto más duras son las pruebas soportadas por amor de Dios (Cf. Moralia in Job, II, X,36: PL 75, 941). Tengamos confianza, no obstante nuestras fragilidades. Dios revela su fuerza justamente en los débiles y también a los indefensos él da la fortaleza del martirio (Cf. Prefacio de los santos mártires). Amén”.


Tras el rezo del Ángelus del domingo siguiente, el Papa Francisco pidió un aplauso por estos nuevos Beatos Mártires y destacó su ofrenda de amor a Dios a través del martirio y el perdón: “su testimonio de adhesión a Cristo y de perdón a sus asesinos nos muestras el camino de la santidad y nos anima a hacer de sus vidas una ofrenda de amor a Dios y a sus hermanos”.


+ Fuente de la noticia y fotos

Mártires

HERMANDAD + PARROQUIA = COMUNIDAD


El domingo de la Santísima Trinidad nuestro Obispo Antonio celebró la Eucaristía en la parroquia de San Agustín de Almería con la que clausuró el año de celebraciones que la Hermandad del Silencio ha vivido con motivo del 75º aniversario de su fundación.


Don Antonio recordó en su homilía como Dios es una Comunidad y la Hermandad y la Parroquia, caminando juntas, también están llamadas a vivir así, creando comunidad. Felicitó a la Hermandad por su silencio y oración en la estación de penitencia del Jueves Santo, su acción de caridad en “La Trastienda del Consuelo”, tienda de segunda mano que sostiene junto con la Cáritas parroquial de San Agustín, su grupo joven y su unión con esta Parroquia que hasta el próximo mes de enero sigue celebrando también el 75º aniversario de su creación.


+ Ver más fotos

Hermandad del Silencio

2011 - 2020 | Hermandad Virgen del Mar de Almería en Madrid  //  Política de Privacidad

Domicilio canónico y social:

Real Iglesia Parroquial de San Ginés. Calle Arenal Nº 13. 28013 Madrid.

Tfno. 915 332 325 - 915 447 454  //  e-mail. hermandad@hermandadvirgendelmar.es

Enlaces de Interés

Santa Sede Conferencia Episcopal Española Diócesis de Almería Archidiócesis de Madrid Hermandad de la Santísima Virgen del Mar, Patrona de Almería Misión sin Fronteras Conoce a Don Bosco Pastores según mi Corazón